fbpx

A diferencia de lo que muchos piensan, dejar de comer platos de otros países e ingerir solo lo que tus antepasados preparaban no ayuda lo suficiente en el crecimiento gastronómico y cultura de una ciudad o nación. Entonces ¿Cómo apoyar la cultura y gastronomía de mi país?

¿No debo ser fiel a mi cultura y gastronomía?

Claro que sí, pero eso no lo demuestras solo comiendo los platos tradicionales y dejando de probar las exquisiteces de otros lugares. Por el contrario, cerrarte en tu país simplemente cerrará contigo las oportunidades para que la gastronomía local sea conocida.

Es como el idioma, si quiero que esta lengua sea conocida no me puedo cerrar en mi país. Por el contrario, aprendo inglés aunque parezca traición a mi cultura, y de esa manera me relaciono con personas que también lo hablen teniendo la oportunidad de dar a conocer mi lengua natal ¡Genial!

Entonces ¿Cómo apoyar la cultura y gastronomía de mi país?

Teniendo en cuenta lo dicho anteriormente, la mejor forma de ayudar a que tu cultura y la gastronomía de tu país crezca es principalmente conociéndola muy bien. Y para hablar bien de ella debes conocer otras culturas y gastronomías, sino ¿Cómo dirás que el limoncello es mejor que el vino o viceversa? Lógicamente hay que probar de todo para poder argumentar.

Además debes buscar oportunidades para dar a conocer lo que sabes, existen los concursos gastronómicos, las ideas de emprendimientos en otros países o ciudades donde el centro sea tu comida local, etc.

También debes considerar que la gastronomía con origen en otro país puede fortalecer la tuya. Tal vez has creado una bebida muy rica siendo de España, pero resulta que la combinación perfecta para ella es la Pizza. Sin duda alguna todos los amantes de la pizza del mundo van a querer conocer la bebida española.

No todo es tradición y nombres

Si bien es cierto que la tradición es importante, no todo lo sostiene una creencia por más profunda que sea. En el mundo en que vivimos lo que no se comercializa y se hace sostenible simplemente desaparece.

Por eso la mejor forma de ayudar a que la cultura de país y su gastronomía no mueran es llevarla al mercado donde es más difícil que desaparezca siempre y cuando sea una idea rentable. Además, esto nos lleva a pensar que más que apoyar un plato cultural, también debemos apoyar las empresas locales aún cuando sus productos no sean de origen de nuestro país.

Y es que estas empresas son parte del crecimiento de la nación, y una oportunidad importante para crear alianzas para impulsar la gastronomía local. Sin contar que en algunos casos el estado tiene sus beneficios económicos que pudieran ser invertidos en proyectos culturales con relación a la gastronomía.

Así que si en tu ciudad hay una pizzería, empresa de limoncello … pero estás en un país que no es Italia o el del origen del producto, apoya ese emprendimiento porque más adelante puede ser tu socio o aportar a proyectos culturales de la localidad dando a conocer la gastronomía de tu país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *