fbpx
Licor Limón VegaScorza

El licor de limón es una bebida muy popular y apreciada en todo el mundo. Desde que nació, originalmente en Italia, su fama no ha hecho más que crecer y extenderse, inicialmente más allá de la región de Campania, posteriormente a toda Italia y, hoy en día, prácticamente a cualquier rincón del planeta. Pero, antes de hacerse un licor que puede encontrarse en congeladores y despensas de decenas de países y culturas, la artesanía y la tradición forjaron su leyenda. Mucha gente se pregunta por qué el licor de limón o ‘limoncello’ (en su versión transalpina) es famoso, y hay al menos cinco motivos fundamentales que explican su popularidad.

El licor de limón surgió a base de macerar en alcohol la cáscara del limón, mezclándolo con agua y azúcar. Inicialmente, en el sur de Italia, con limones cosechados en la costa Amalfitana. En el epicentro de la región de Campania -conocida por tener en Nápoles su capital-, a principios del siglo XX, los cultivos de cítricos del golfo de Salerno y, especialmente, en un jardín privado, comenzaron a utilizarse para este fin. Años más tarde surgieron versiones y variedades, dio el salto a países como Estados Unidos (que utilizaba limones de California) y la fama corrió como la pólvora.

¿Por qué el licor de limón es famoso?

Más allá de la historia, para explicar por qué el licor de limón es famoso hay que ir a su más pura esencia. Estos cinco motivos pueden ser los básicos para convencerte, pero hay muchos más.

Su color característico. Una de las razones que explican por qué el limoncello es famoso es su peculiar color amarillo. Una apariencia de lo más llamativa que hace que sea reconocible al primer vistazo y que supone un atractivo añadido a los otros muchos motivos que lo han convertido en un licor internacionalmente ilustre.

Su fragancia única. El limoncello es lo que es, en gran parte, gracias a su aroma. Es algo que ayuda a que pueda disfrutarse a través de varios sentidos, lo que genera una experiencia de consumo única. Ese olor característico a limones recién recolectados, a frescura cítrica y a limonero regado: todo en una copa.

Las mil y un notas de sabor. Si su aroma es inigualable, todos esos matices no hacen más que mejorar en la boca. Es pura armonía y equilibrio: la mezcla ideal entre la dulzura, el toque alcohólico del licor, el cítrico y la frescura. Es como un buen perfume que se bebe y se disfruta también con el paladar, con múltiples matices y notas complejas para quien sabe apreciarlo.

Consumo muy versátil. Entre los motivos que explican por qué el limoncello es famoso no puede faltar la versatilidad de su consumo. Perfecto como un appetizer recién sacado del congelador, grandiosa opción también a temperatura ambiente en formato corto, ingrediente base ideal para cientos de cócteles e incluso en recetas de repostería. Solo hay que dejar volar la imaginación.

Producción natural. De la huerta a la copa prácticamente sin escalas. La infusión de las cáscaras, de la hoja y del propio limón, sobre todo en aquellos limoncellos de alta calidad, hace que disfrutar de un limoncello sea todo un reconocimiento a la tierra y los frutos que nos da.

El limoncello es un fenómeno mundial desde hace décadas. Y en España no sólo sabemos hacerlo a las mil maravillas, sino que además ha evolucionado gracias a Vega Scorza para convertirse en un licor de limón premium preparado a partir de limones de cultivo ecológico de la comarca de la Vega Baja de Alicante. En cada sorbo sentirás estos cinco motivos y muchos más.

Recuerda que puedes hacerte con tu botella de licor de limón ecológico Vega Scorza en nuestra tienda on line.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *